5 Plantas medicinales para la diabetes

5 Plantas medicinales para la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica, y, desafortunadamente muy común, se caracteriza por el descontrol de los niveles de azúcar y la insulina, sustancia que nuestro organismo produce para absorber las azúcares de todo lo que consumimos. Las plantas medicinales para la diabetes son una opción interesante.

Existen distintos tipos de diabetes y también diversos métodos para tratarla, que van desde fármacos y tratamientos con insulina hasta la medicina natural, y allí se encuentran las plantas medicinales, nuestro tema principal en esta ocasión.

¿Las plantas medicinales realmente funcionan para la diabetes?

Muchas personas creen que únicamente funciona lo que dice el médico, otras argumentan que la naturaleza nos da las herramientas para nunca enfermarnos, lo correcto es el equilibrio entre estas dos afirmaciones, tomando lo positivo de cada una y dejando lo negativo.

Las medicinas y tratamientos farmacológicos son lo que mejor funciona, su único fin es tratar la enfermedad (diabetes en este caso), mientras que las plantas medicinales lo que hacen es mejorar el funcionamiento del organismo, y nivelar los niveles de sustancias como la glucosa o insulina, mejorando la condición del paciente diabético.

Las 5 mejores plantas medicinales para la diabetes

Hay decenas de plantas a las que se atribuyen beneficios al tratamiento de la diabetes, pero aquí hemos recopilado las mejores, con el respaldo de la comunidad científica y médica.

Jengibre

Jengibre

Bastante recurrente en nuestros artículos, el jengibre pertenece a la familia de las zingiberáceas, siendo la misma familia de otras plantas populares como el cardamomo y la cúrcuma, la parte que se utiliza es un rizoma, es decir, el trozo de tallo que permanece horizontal bajo tierra, documentándose su uso desde hace miles de años.

Entre las propiedades contenidas en el jengibre se encuentran: antibióticas, antinflamatorias, antimicóticas.

Para tratar la diabetes, ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2, debido a la interacción de sus principios activos con la serotonina, un neurotransmisor parte de la producción de insulina.

El consumo del jengibre es ampliamente conocido, aquí te indicamos cómo consumirlo: puedes introducir trozos de jengibre en recetas de carnes rojas y blancas, puedes preparar jugos, además se puede consumir en infusión (un trozo del tamaño de dos dados) poniéndolo en una taza de agua hirviendo, dejándolo reposar cinco minutos. También puedes añadir jengibre en polvo a ensaladas de frutas.

En caso de que estés bajo tratamiento con medicamentos para reducir el nivel de azúcar en sangre, no es recomendable el consumo de jengibre.

Piel de uva

uvas

Las uvas son de las frutas más deliciosas, su piel contiene numerosas propiedades medicinales y beneficios para la salud, es de gran utilidad para controlar la glucosa sanguínea, por lo que se indica en diabéticos. Se le han realizado estudios en laboratorio, probando que el extracto contenido en la piel de uva disminuyó el azúcar en sangre de ratas diabéticas.

Contienen una sustancia llamada procianidina, que reduce el metabolismo de la glucosa, es decir, el organismo no requiere del consumo de azúcar. Estimula el funcionamiento del páncreas, convirtiendo a la uva en una fruta ideal contra la diabetes.

Claramente, el consumo de la fruta es la manera de recibir sus beneficios, cualquier tipo de uva será útil, un racimo de diez uvas, (pueden ser más o menos, dependiendo de lo que diga tu médico), consumido diariamente, aparte de una merienda deliciosa es un fantástico remedio natural.

Estevia

stevia para la diabetes

Una planta medicinal, conocida recientemente por un producto sustituto del azúcar con su mismo nombre, pues sus propiedades la posicionan como un arma para combatir la diabetes y controlar el peso.

La estevia es una planta nativa de Paraguay que se utiliza como sustituto del azúcar. Contiene minerales y muchos principios activos, vitaminas y aceites esenciales que aportan a la planta muchos atributos medicinales.

En cuanto al cultivo de la estevia, es relativamente fácil, pues no necesita muchos cuidados, debemos tenerla preferiblemente en un clima cálido estable y regarla según la estación del año.

Para aprovechar la estevia es muy recomendable su consumo regular en forma de infusiones, que prepararemos agregando un puñado de hojas frescas o una cucharada sopera de sus hojas secas, a una taza de agua hirviendo, apagamos y dejamos reposar diez minutos, consumir en ayunas o durante la mañana, por el tiempo que consideres necesario.

Gymnema

Gymnema para la diabetes

Su nombre científico es gymnema sylvestre, es una planta enredadera de origen de la India. No era muy conocida en el campo de la medicina, pero a partir de la década de 1980 la ciencia mostró un interés muy particular en el estudio esta planta y sus propiedades.

Tradicionalmente, era utilizada para bajar la azúcar y evitar desmayos o colapsos.

Estos remedios antiguos fueron tomados como punto de partida para realizar análisis detallados, los investigadores llegaron a la conclusión de que su consumo podría reducir la necesidad de insulina en personas con diabetes que sean insulinodependientes.

Se cree que este efecto es provocado por el gymnemagenin, una propiedad de la gimnema con atribuciones que inhiben las subidas de los niveles de glucosa plasmática.

Puedes consumir una infusión de gimnema para recibir sus beneficios medicinales contra la diabetes, tomando un puñado de hojas y añadiéndolo a una taza de agua hirviendo. Apágala inmediatamente y lo dejas reposar unos cinco minutos. Bebe esta infusión diariamente si no estás consumiendo medicamentos para bajar la azúcar en sangre.

Debido su sabor amargo, es recomendable preparar la gimnema junto a otras hierbas de sabor más agradable.

Té verde

te verde

Mundialmente conocida, la planta de la que se prepara el té verde es la camellia sinensis, pero de ella también se obtienen otras variedades de té. Dichas variedades parten del grado de oxidación de la hoja, con poca oxidación su sabor es más suave, mientras que una oxidación más prolongada produce el té negro.

Cuando se usan las hojas de esta planta para hacer té verde, su oxidación determina que no se fermente, dándonos cualidades astringentes y siendo alta fuente de antioxidantes. Es considerado que el té verde es un gran aliado para mantener controlados nuestros niveles de glucosa sanguínea, por su propiedad alcalina.

Su efecto en el organismo estimula y regula el funcionamiento del páncreas, órgano encargado de la producción y secreción de insulina. Esta sustancia es la encargada de la descomposición de la azúcar que consumimos.

Para consumir la infusión de té verde, debemos adquirir su mezcla en un herbolario o mercado de productos naturales, añadimos una cucharada sopera de hojas (o una bolsa de té) en una taza de agua caliente, dejamos unos diez minutos y la consumimos, puedes hacerlo diariamente en el momento que encuentres más cómodo.

Se ha de tener presente que el té verde, al igual que las demás infusiones de camellia sinensis, poseen cafeína y taninos, por lo que se ha de tener las precauciones necesarias en cuanto a su consumo.

Conclusión sobre las Plantas medicinales para la diabetes

Es muy importante asistir al médico para determinar si realmente tenemos diabetes, ese es el punto de partida, dependiendo de tu situación se te asignará tratamiento; en caso de que el médico lo indique, puedes complementar medicación con el uso de estas plantas medicinales.

Además, es muy aconsejable que practiques ejercicio regularmente, estés muy pendiente de tu peso, pero más importante, la alimentación, factor vital para prevenir o controlar la diabetes.

Come sano, lleva una vida activa y hábitos saludables, así reducirás mucho el riesgo de padecer esta y muchas otras enfermedades.

Con estas plantas medicinales contra la diabetes, te ayudarán como complemento para poder controlar o no llegar a tener las consecuencias que provoca esta enfermedad.