Diente de León: Naturalmente Maravilloso

Siempre se ha comentado sobre las maravillas de la naturaleza, muchos de nosotros las observamos de primera mano, ¿Quién no ha soplado un diente de león para ver sus semillas volar y esparcirse por el aire?

niña soplando diente de leon

Así como este ejemplo, hay muchísimos más que nos enseñan las más vivas, variadas y abundantes bellezas de nuestro hogar, la Tierra, una perfecta creación divina, hecha para nosotros y todos los seres vivos.

Entre los incontables recursos naturales hallados y empleados por la humanidad, existen algunos muy especiales, usados desde antaño hasta la actualidad, en diferente y mejor medida. Aquí haremos mención particular a las plantas, especialmente su uso medicinal.

Existen cientos, sino miles de plantas, árboles, frutos y demás vegetaciones con propiedades medicinales, gastronómicas e incluso industriales (como en el caso de los colorantes naturales), pero hoy nos enfocaremos en una en particular, y tal como la reza el título, hablamos del diente de león.

El Diente de león

Su nombre científico es Taraxacum officinale, pero mundialmente se le conoce como diente de león, achicoria amarga o meacamas; es una especie que pertenece a la familia de las asteráceas, que por si no lo sabías, es la misma que la de las lechugas.

Su existencia se ha evidenciado en casi todos los continentes (exceptuando la Antártica) y debido a la facilidad con la que se extiende en todo tipo de suelos, excepto alcalinos.

Se encuentra con facilidad en jardines, senderos, páramos, prados, y hasta en las ciudades se ve en las grietas de las aceras y demás áreas verdes.

Producto de su abundancia y rápida proliferación es vista como una maleza o mala hierba, pero eso no evita que la debamos erradicar si crece en nuestro jardín. por el contrario, es de gran provecho.

Hay muchas maneras de consumir esta planta, pero eso lo veremos más adelante. El diente de león resalta por su impresionante aporte medicinal.

De esta planta se pueden aprovechar sus raíces, hojas y flores, que poseen propiedades y usos magníficos, que de seguro te asombrarán.

Características físicas

diente de leon que es

El diente de león es una planta pequeña, suele alcanzar 40-45 cm de altura, su ciclo es perenne y el tiempo de crecimiento es de 30 días, es de raíces largas, su forma es de roseta (similar a una lechuga). ​

Sus hojas son alargadas, con puntas y bordes dentados como si se tratase de una lanza, con cierta similitud a las algas marinas.

El tallo durante toda la vida de la planta será acortado, pues es una vegetación silvestre, su inflorescencia se da en pequeños pero muy numerosos pétalos con una figura que recuerda a la de los dientes de un león (de allí su nombre).

Tiene también botones, que se pueden describir como pequeñas bolsas o sacos que contienen un jugo lechoso amargo.

Las flores son de un color amarillo vibrante, característica por la que se reconoce con facilidad, su época de crecimiento va desde primavera hasta principios de otoño.

Prolifera idealmente en sol-media sombra y puede ser plantada en macetas. Su fruto es un aquenio (cipsela) que es la parte que “soplamos” para esparcir sus semillas.

Diente de león, Beneficios y Propiedades

El Diente de León contiene muchas propiedades, las vitaminas A, B, C y D, colina y minerales como el potasio son una de las principales.

En sus hojas se hallan: cumarinas y carotenoides, mientras que en las raíces existe taraxacosida, ácidos fenólicos e inulina.

Más detalladamente, gracias a diversos estudios y análisis científicos, se evidencia que el diente de león contiene:

  • Sesquiterpenlactonas: sustancias que poseen propiedades antinflamatorias y anticancerígenas.
  • Fenilpropanoides: se le atribuyen propiedades antinflamatorias, entre las cuales encontramos: el ácido clorogénico, el ácido cicórico, el ácido monocafeoiltartárico y ácido cafeico.
  • También presenta concentraciones de aponinas triterpenoides y polisacáridos.

Diente de León beneficios para la salud

Propiedades curativas

Esta planta medicinal favorece los procesos hepáticos (hígado) y renales (riñones), gracias a su contenido de potasio, siendo un gran aliado para mantener el equilibro del sodio en nuestro organismo, al aportar sustancias beneficiosas para estos órganos.

Esto hace que ayude a tratar la hipertensión, padecimientos la salud de la piel, la cirrosis hepática y la retención de líquidos.

Para estas afecciones la raíz concentra la mayor cantidad de éstas sustancias, pero igualmente las hojas poseen cualidades similares que ayudan en los procesos de desintoxicación, purificando el organismo para eliminar todo aquello que nos hace daño. Es muy utilizado en las afecciones de la piel como el acné.

¿Cómo preparar diente de León?

El diente de león, como tratamiento medicinal se hace valer preparando infusiones o decocciones, pero eso no quita que acompañando las comidas también nos brinde sus múltiples beneficios.

Para preparar infusiones basta con verter agua en punto de ebullición (hirviendo) a la raíz triturada, luego los dejas reposar y se puede beber varias veces al día, sin exagerar su uso, con 3 veces es más que suficiente para que nos aporte sus beneficios.

Cocinando con diente de león

diente de leon recetas

Pues si, puedes hacer deliciosas recetas con diente de león.

En la gastronomía mediterránea es apreciada la ensalada primaveral hecha ya sea solamente con sus hojas o acompañada de variedad de ingredientes.

Las flores se pueden freír y consumir como snacks. Los botones se pueden cortar y consumir sin más, aunque si los deseas saltear con aceite de oliva y lo que te apetezca, quedarán aún mejor.

También puedes preparar una ensalada de hojas y botones de diente de león, aceite de oliva, vinagre de sidra, sal y unas olivas negras, y si se desea, se puede decorar con sus flores.

Al igual que con muchas otras plantas y frutos, se prepara un vino de diente de león, fermentando éste con azúcar y levadura. por ejemplo. También se habla de una colorida mermelada que incluía las flores de ésta planta.

Otras curiosidades del Diente de León orgánico

  • Al ser de las primeras plantas que florecen en primavera y existir en abundancia, su néctar atrae a las abejas, que salen hambrientas del invierno, ayudando así a la polinización de las demás especies frutales y silvestres.
  • Su contenido de vitaminas A y B es muy superior al de las espinacas y otras hortalizas.
  • Si la vas a consumir en ensalada u otra comida y vas a buscarla en tu jardín, te recomendamos cortar la planta al amanecer o en la noche, ya que el sol del día hace que la planta se torne más amarga.

Conclusiones

Si ya conocías el diente de león, pero no le prestabas mucha atención, o incluso la veías y tratabas como maleza, de seguro que ahora has cambiado de opinión.

Esperamos que hayas comprendido el valor de ésta, y de todas las plantas y helechos que, por pequeños, diferentes, abundantes o escasos que sean, siempre son de gran utilidad, y ocultan datos e historias realmente sorprendentes, que siempre son buenos conocer.

Te invitamos a incluir plantas como el diente de león en tu dieta, o al menos aprovechar sus propiedades para mejorar tu organismo y tratar algunos padecimientos, recuerda que hay miles de formas en las que la naturaleza nos ofrece ayuda, queda en nosotros aprender a aplicarlas.